Voluntariado en Madrid

La vida es corta, por lo tanto conviene hacer algo que tenga sentido y en un lugar que no se conozca de nada. Existen organizaciones que apoyan proyectos comunitarios, con iniciativas en favor del medioambiente, y por supuesto albergues de juventud, que son auténticos espacios de intercambios naturales, en todo el planeta. Gracias al movimiento de albergues de juventud, es posible ofrecer a los viajeros la ocasión de abrir los ojos, de ponerse en contacto con otras personas procedentes de todo el mundo, y transformar los puntos de vista personales.

Autor: Leroy_Skalstad-Pixabay
Autor: Leroy_Skalstad-Pixabay

Si se busca un trabajo de verano, o un año sabático, el trabajo de voluntariado en el extranjero puede ser la vida perfecta para adquirir una experiencia. Con un proyecto de voluntariado, se gana en experiencia personal y profesional, para poder mejorar en el futuro la propia carrera. Pero una experiencia en el extranjero permite también aprender otra cultura y posibilitar el desarrollo personal, la cooperación, la tolerancia y la apertura de espíritu. Existen muchas organizaciones que ayuden a encontrar la experiencia perfecta.

El trabajo de voluntariado

Hay muchas organizaciones internacionales y programas disponibles en España, y concretamente en la ciudad de Madrid.

Federation EIL, Experiment in International Living, es una asociación internacional sin ánimo de lucro. Facilita el trabajo de sus miembros, organización independiente, en 25 países. Los miembros de esta federación implican a sus miembros así como la apertura intercultural a través de grupos de viaje, estudios en el extranjero, idiomas, trabajos y programas de inmersión cultural.

A través de esta organización se puede ir a trabajar como voluntario en países en vía de desarrollo, y participar en muchos proyectos en todo el mundo, relacionados con la salud, la educación, la conservación del patrimonio y del medioambiente, y los derechos del hombre, por ejemplo.

SVE, Service Volontaire Européen, forma parte de la Federación EIL.  Este organismo fue fundado por la Unión Europea y coloca a voluntarios europeos con edades comprendidas entre los 18 y 25 años en proyectos enfocados hacia la juventud, para combatir la xenofobia, ayuda a personas mayores y con movilidad reducida, proyectos medioambientales y actividades para combatir el paro laboral.

Aprender inglés mediante un voluntariado

La inmersión completa en una lengua es sin duda el mejor método de aprendizaje de un idioma extranjero. Aprender inglés realizando una misión humanitaria, o una estancia de periodismo es la ocasión de unir formación con voluntariado útil. Viviendo en una familia de acogida y realizando un compromiso activo en África, Asia, América Latina y Europa del Este, existe la posibilidad de completar la práctica del inglés, del español, del portugués, del ruso, del rumano, del árabe, incluso de las lenguas locales menos conocidas. A través de cursos es posible corregir los errores y aprender el vocabulario útil.

Autor: willian_2000-Pixabay
Autor: willian_2000-Pixabay

Clases de inglés

Ofrecidos por profesores de idioma profesionales, en clases particulares o en pequeños grupos, las clases de lengua pueden organizarse de forma muy flexible con el fin de adaptarse lo mejor que se pueda al proyecto. Un ritmo intensivo de formación y horas adicionales junto con la misión que se desempeña podrán adaptarse al nivel que se tenga, tanto de principiante, avanzado o confirmado. Podemos obtener mayor información en Aprenderingles.org.uk.

Aprender o consolidar los conocimientos en inglés o en español presenta hoy en día un esfuerzo importante e indispensable para toda persona que vive en el siglo XXI. Pero aprender algunas palabras en lenguas menos conocidas y sin embargo habladas por la mayoría de los habitantes del país en el que se va a prestar una ayuda humanitaria, reviste toda otra importancia.

Mejorar la comunicación

Por una parte permite comunicarse mejor con la familia de acogida y con las personas con las que se va a trabajar. Por otra parte, anima a las lenguas que vehiculan la cultura de un país y que son su modo de vida. Es bien conocido que se puede aprender el español en Argentina y el inglés en Ghana.

Organizaciones de voluntariados en Alemania

En Alemania, el voluntariado goza de un gran aprecio en la sociedad. Más de 23 millones de personas son voluntarias. Según un sondeo sobre el voluntariado en Alemania, el porcentaje de personas comprometidas en este tipo de asociación a partir de los 14 años es del 36%. Los grupos de jóvenes demuestran un mayor compromiso, con un porcentaje del 49%. El grupo de los seniors es aquel cuyo compromiso activo conoce el mayor crecimiento. No cabe duda de que el hecho de que un tercio de la población sea voluntaria es un capital inestimable y uno de los principales recursos de los que dispone Alemania.

Voluntariado

Voluntariado social

En Alemania, una de cada tres personas consagra una parte de su tiempo libre a una buena causa, y de forma gratuita, como un año social voluntario en Alemania. Este compromiso no remunerado no tiene precio. En efecto, las organizaciones de ayuda humanitaria y las asociaciones necesitan personas que trabajen de forma voluntaria y se encarguen de tareas sociales, como socorristas con ocasión de manifestaciones deportivas, como ayuda a personas mayores, o con ocasión de catástrofes naturales en el extranjero o incluso en el país.

Voluntariado en Alemania

En cualquier caso, en Alemania de verdad que hay muchas opciones de voluntariado, como en casi todos los países de la Unión Europea. Sin embargo, los inmigrantes están menos representados en las organizaciones de ayuda humanitaria, a pesar de que son una gran mayoría de la población, y además en crecimiento continuo. Según los expertos, esto se debe menos a una falta de disposición a la hora de comprometerse que a la presencia de barreras culturales o a una falta de información. Las organizaciones hacen frente a este déficit y desean una apertura intercultural para el voluntariado.

El proyecto de la Unión Europea “Protect” ayuda en esta tarea. El objetivo es, por una parte, dar acceso a ofertas de formación a personas procedentes de la inmigración, y por otra parte, permitir a las organizaciones de ayuda humanitaria atraer a nuevos voluntarios.

Las personas pertenecientes a la Cruz Roja alemana, al Cuerpo de socorro alemán de la Orden de Malta, o a los bomberos voluntarios, se dirigen a las organizaciones de inmigrantes, a las organizaciones culturales, a las comunidades y a las escuelas para dar a conocer las ofertas de formación de ayuda humanitaria.